Las zonas de obra en la carretera son una espina en el costado para la mayoría de los conductores. Causan atascos, retrasos y un mayor riesgo de infracciones de tránsito. Pero si bien las zonas de trabajo son frustrantes para la mayoría de nosotros, sin ellas, nuestras carreteras se deteriorarían rápidamente. Los obreros de la construcción arriesgan sus vidas cuando se comprometen a trabajar en carreteras activas, y sus contribuciones a la infraestructura que disfrutamos no deben ser subestimadas.

A continuación, se incluyen cinco consejos para garantizar la seguridad de todos en una zona de trabajo:

  1. Manténgase alerta. Esto siempre es importante en la carretera, pero es aún más importante en las zonas de obras. Las personas que trabajan en estas zonas son increíblemente vulnerables, así que limite las distracciones y preste mucha atención cada vez que se encuentre con una zona de obras.
  2. No conduzca demasiado cerca del vehículo de delante. Aunque la velocidad a menudo se reduce en las zonas de obras, debe mantener una distancia segura entre su vehículo y el vehículo que se encuentra delante de usted. Si el automóvil que va delante de usted tiene que detenerse repentinamente, puede evitar una colisión si tiene suficiente espacio en frente para frenar rápidamente.
  3. Obedezca el límite de velocidad. Esto es lo más difícil de hacer para la mayoría de los conductores en una zona de obras, especialmente si no hay tráfico. Puede ser tentador conducir el límite de velocidad establecido regularmente para una zona de obras, pero la velocidad se reduce en estas áreas por una razón. Le permite detenerse más rápidamente si es necesario y, en general, ayuda a mantener seguros a los trabajadores de la carretera.
  4. Siga las instrucciones de los trabajadores con banderas. En una zona de obras, las señales proporcionadas por ellos reemplazan las leyes de tránsito normales. Si un abanderado tiene una señal de alto, debe detenerse incluso si se encuentra en el medio de la carretera.
  5. Incorpórese al tráfico concienzudamente. Muchas veces, las zonas de trabajo conducen al cierre de uno o más carriles. Esto requerirá que los conductores se incorporen a un número reducido de carriles para pasar por la zona de obras. La mayoría de las veces, esto es lo que causa embotellamientos. Cuando sea necesario incorporarse a un carril, hágalo con especial atención para evitar colisiones por descuido.

Si tiene un accidente en una zona de trabajo, comuníquese con Los Hermanos Legales para obtener ayuda y representación.

Call Now Button888.381.8044