La navegación es inmensamente popular en el sur de California. Nuestro clima fantástico y el fácil acceso al océano Pacífico significa que muchas personas recurren a los botes para el ocio, el entretenimiento y el empleo. Si usted o un ser querido va a pasar algún tiempo en un barco, es importante saber qué lesiones tiene mayor riesgo de sufrir.

A continuación se muestra un resumen de las lesiones más comunes relacionadas con la navegación, junto con consejos para prevenirlas y manejarlas si ocurren.

  • Ahogamiento: este es el mayor riesgo al navegar, ya que a menudo conduce a la muerte, incluso entre personas que se consideran buenos nadadores. La mejor manera de prevenir un ahogamiento es usar un dispositivo de flotación personal mientras esté en un bote. Si alguien de su grupo cae por la borda y parece que se está ahogando es vital que lo vuelva a subir al barco lo antes posible. Si no puede, avise a la guardia costera de inmediato.
  • Lesiones cerebrales: las lesiones cerebrales suelen ser causadas por dos cosas en un barco: 1) falta de oxígeno, 2) impacto debido a una colisión con la costa u otro barco. Prevenga las lesiones cerebrales practicando navegación segura y usando dispositivos de flotación. Busque atención médica de inmediato si se produce un traumatismo craneal.
  • Laceraciones: tanto las hélices como los anzuelos de pesca pueden provocar laceraciones importantes. Para prevenir este tipo de lesiones, nunca intente tocar una hélice mientras está en movimiento, preste atención a cualquier persona que esté nadando cerca de un bote antes de encender la hélice y trate todo el equipo de pesca con mucha precaución. Si alguien a bordo sufre una laceración, detenga el sangrado lo mejor que pueda y busque atención médica.
  • Latigazo cervical: El latigazo cervical ocurre cuando el cuerpo acelera rápida e inesperadamente. Los barcos pueden acelerar, girar y moverse muy rápidamente, lo que hace que el latigazo cervical sea una lesión relativamente común en la navegación. El latigazo cervical se puede prevenir acelerando lentamente y advirtiendo a todos a bordo de cualquier movimiento rápido. Si cree que ha sufrido un latigazo, estabilice su cuello y busque atención médica.

Cuando se trata de navegar, seguir los procedimientos de seguridad se vuelve absolutamente vital. Lo que puede parecer demasiado cauteloso para algunos es solo un buen sentido de navegación. Si usted o un ser querido se lesiona mientras navega, comuníquese con Los Hermanos Legales para obtener apoyo y representación.

888.381.8044