Las lesiones cerebrales traumáticas, o LCT (TBI, en inglés), son un resultado común de muchos tipos diferentes de accidentes. Lamentablemete, todos corremos el riesgo de sufrirlas. En algunos casos, es posible recuperarse de una lesión cerebral traumática, pero otras veces las LCT pueden cambiar el curso de la vida de la víctima para siempre. Es esencial comprender qué son las LCT, las señales de que alguien está sufriendo una y qué hacer en ese caso. 

A continuación se muestra una breve descripción general de las LCT.

Las LCT pueden ser penetrantes (cabeza abierta) o no penetrantes (cabeza cerrada). 

Estos son los tipos más comunes:

  • Fracturas de cráneo o ruptura en los huesos craneales.
  • Traumatismo en la cabeza como magulladuras o hemorragias cerebrales, el cual puede provocar hematomas (coágulos de sangre).
  • Conmociones cerebrales.
  • Laceraciones en el tejido cerebral.

Cómo reconocer una posible lesión cerebral traumática:

  • La víctima pierde el conocimiento durante varios minutos u horas.
  • La víctima informa que tiene un dolor de cabeza persistente que puede empeorar o no con el tiempo.
  • La víctima siente náuseas o incluso vómitos.
  • La víctima experimenta convulsiones o ataques.
  • Una o ambas pupilas de la víctima están dilatadas.
  • La víctima experimenta debilidad o entumecimiento en extremidades como los dedos de las manos y los pies.
  • La víctima muestra una grave pérdida de coordinación.
  • Hay un líquido transparente que sale de la nariz y los oídos de la víctima.
  • La víctima no puede despertar del sueño.
  • La víctima muestra una profunda confusión.
  • La víctima está agitada, combativa o se comporta de una manera inusual.
  • La víctima masculla o su habla es ininteligible.

Qué hacer en caso de una lesión cerebral traumática:

  • Busque atención médica. Las LCT pueden empeorar con el tiempo. Es de vital importancia buscar atención médica en el momento en que sospeche que está lidiando con una LCT.
  • Mantenga un registro del comportamiento y el estado de salud de la víctima inmediatamente después del accidente. Esto puede ayudar a los médicos a diagnosticar su LCT y puede ayudar a los abogados a construir un caso de lesiones personales.
  • Si el accidente fue causado por la negligencia de otra parte, comuníquese con un abogado de lesiones personales para obtener ayuda y representación.

Los Hermanos Legales han representado a víctimas con lesiones cerebrales traumáticas antes, y estamos más que dispuestos a hacerlo nuevamente. Las LCT son serias y nos aseguraremos de que cualquier cliente nuestro reciba un acuerdo significativo. No espere a que su condición empeore. Contacte a Los Hermanos Legales hoy. Trabajaremos en su mejor interés. 

 

Call Now Button888.381.8044